Sonriele a la vida

Sonríe con sana alegría a quienes encuentres a tu paso! Muéstrate amable y dirige a las demás personas cordiales saludos y palabras de sincero afecto, para que irradies calor humano e influyas positivamente en el bienestar que debe reinar a tu alrededor.

Suaviza y ennoblece tu corazón y comparte con las demás personas el excepcional milagro del amor. Atiende con amabilidad y paciencia a las personas con quienes debes relacionarte, comienza HOY a crear un trozo de paraíso a tu alrededor.

No permita que nadie venga a usted sin irse mejor y más feliz. Sea la expresión viviente de la bondad de Dios; Bondad en su cara, bondad en sus ojos, bondad en su sonrisa.