La verdad

Nervioso vino alguien a Sócrates y le dijo: "Escucha Maestro, esto te lo tengo que contar como tu amigo que soy". "Para un momento",.. le interrumpió el sabio. "¿Hiciste pasar lo que me quieres decir por los tres coladores?" ... "¿Tres coladores?".., preguntó el otro extrañado. "Si amigo.., ¡tres coladores!",...."Déjame ver si lo que me quieres contar pasa por los tres coladores".

El primer colador es la VERDAD, "¿Comprobaste si todo lo que me quieres contar es verdad?" "No lo comprobé, pero la gente lo dice y"..... "¡Aja! Pero ciertamente lo comprobaste con el segundo colador que es la BONDAD. ¿Es lo que me quieres contar, si ya no esta comprobado como verdad, por lo menos Bueno?" "¿Bueno?.. ¡No, eso no, al contrario!”

"Entonces", le interrumpió el sabio; "vamos a emplear también, todavía el tercer colador, y vamos a preguntarnos si es NECESARIO que me cuentes lo que te pone tan alterado” "No, no es justamente necesario”.... Entonces sonrió Sócrates,

“SI LO QUE ME QUIERES CONTAR NO ES NI VERDAD, NI BUENO, NI NECESARIO"... "¡ENTIÉRRALO, Y NO LO CONVIERTAS EN UN PESO NI PARA TI NI PARA MI “!.